CONFILEGAL. Entrevista a Damian Vazquez, Abogado experto en derecho sanitario. Entre 40.000 y 100.000 euros por mala praxis en la perdida de un testiculo: no hay que tener miedo a reclamar

ENTREVISTA Y NOTICIA CONFILEGAL

La mala praxis en los hospitales y centros médicos, tanto públicos como privados, se ha convertido en un tópico habitual. Y es que prácticamente el total de la ciudadanía conoce algún caso de paciente que se haya visto afectado por las prisas o por un mal diagnóstico de un sanitario en concreto.

Una situación que ha llevado a varios hombres a perder un testículo. Y a ser indemnizados por ello, tanto en el caso de la administración pública, como por las entidades privadas.

Sin embargo, no siempre llegar a un acuerdo de indemnización es sencillo. Tanto es así, que muchos son los casos que se han presentado ante los tribunales de afectados por esta incorrecta praxis médica, que les ha llevado a perder un testículo.

Sentencias que, a pesar de fallar a favor del paciente afectado, no siempre contemplan la misma cuantía de indemnización. Así pues, tal y como ha podido saber Confilegal, las indemnizaciones varían entre los 40.000 y los 100.000 euros.

En la última sentencia que se ha publicado sobre la mala praxis ejercida en un testículo, que conllevó la pérdida del mismo, la familia del menor afectado recibía una indemnización de 57.000 euros,

Pago que se hacía debido a que el retraso y error de diagnóstico en el tratamiento del testículo de un menor por parte del SESCAM.

Del mismo modo, un adolescente recibía 52.897 euros del SAS por una negligencia médica en la misma zona, debido nuevamente a una torsión incorrectamente diagnosticada. Un retraso en la ecografía también provocaba el mismo resultado en otro hombre, que recibía 48.183 euros de indemnización.

El caso más llamativo es el de un hombre de 50 años, que perdía el testículo después de una vasectomía mal realizada. Mala praxis que conllevaba una indemnización de 100.000 euros.

«Las torsiones testiculares son casos muy claros», asegura a Confilegal Damian Vázquez, abogado especialista en derecho sanitario y colaborador jurídico de la asociación del Defensor del Paciente.

Unos casos en los que hay muchos elementos a tener en cuenta a la hora de valorar la indemnización correspondiente. «Va en función de los daños físicos y psicológicos», asegura el experto.

Daños como la estética testicular, la edad, el tiempo de recuperación, lucro cesante, o incluso la posible pérdida de la capacidad reproductiva, son elementos que condicionan la cifra de esta indemnización.

LAS RECLAMACIONES POR LA PERDIDA DE UN TESTICULO, PASO A PASO

«No hay que tener miedo a reclamar», asegura Vázquez a este diario. Un punto que es clave después de haber tenido una mala experiencia en temas sanitario.

Una reclamación ante la que no hace falta esperar a tener un mal resultado hospitalario. «Si se está viendo algo raro, se puede hacer una reclamación directamente en el centro sanitario», explica el letrado.

Posteriormente, es importante pedir una copia del historial médico completo, incluidos los informes de asistencia en urgencias. Documentos que son clave de cara a una indemnización. Y especialmente como documentación para el abogado especialista que lleve el caso.

Puntos que son clave para poder reclamar una indemnización por una mala praxis que haga perder al paciente un testículo. Indemnizaciones que pueden oscilar entre los 50.000 y 100.000 euros, pero que, sin duda, no supondrán una verdadera compensación por el daño sufrido.

AYUDA E INFORMACION PARA RECLAMACIONES POR NEGLIGENCIA MEDICA VAZQUEZ ABOGADOS TELEFONO 952215859.

CASO DE EXITO RECLAMACION VAZQUEZ ABOGADOS CONFILEGAL

El Servicio Andaluz de Salud indemniza con mas de 50.000 euros a un adolescente por hacerle perder un testiculo.

52.897 euros. Esa es la cifra que un adolescente de Málaga ha recibido por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS) después de perder un testículo por una negligencia médica.

Gracias a la reclamación patrimonial administrativa impuesta por el abogado Damián Vázquez, adscrito a los servicios jurídicos de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’ de Málaga, este joven ha podido ser recompensado por las malas prácticas del SUAP de Mollina, Málaga.

Todo comenzaba el pasado 28 de noviembre de 2022 cuando el menor comenzó a tener unos dolores insoportables en el testículo. El joven, acompañado de su familia, acudió al Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) ante el dolor insoportable.

Servicio de urgencia en el que el médico decidió darle el alta, asegurando que lo que tenía el joven era orquitis. Un diagnóstico que, sin embargo, no contó con prueba médica alguna para ser confirmado.

Así pues, el médico aseguró al menor a su madre que el dolor en el testículo era una cuestión sin importancia. Y que, seguramente, era una inflamación provocada por virus y bacterias. Diagnóstico ante el que el facultativo sólo «recetó» reposo.

24 horas después, ante el intenso dolor que no remitía en el testículo, la familia decidió acudir al Servicio de Urgencias del Hospital de Antequera. Un lugar donde sí le realizaron diversas pruebas.

El segundo diagnóstico, ante las pruebas médicas, fue muy distinto al anterior. Así pues, pronto los facultativos comprobaron que el joven tenía torsión testicular.

Desgraciadamente, ya era demasiado tarde. Y es que en este tipo de diagnósticos, el tiempo es crucial. Y el joven, debido al tiempo que el testículo pasó torsionado y necrótico, fue intervenido quirúrgicamente de urgencias para extirparle dicho testículo.

El letrado Damián Vázquez, especialista en derecho sanitario, indicaba en su reclamación que no se había actuado conforme a protocolos, causando un daño irreparable al menor de edad. Un daño valorado en 52.897 euros.

LAS «PRISAS» DEL MEDICO, LA RAZON DE LA PERDIDA DEL TESTICULO DEL JOVEN

“Este es un caso más de prisas o falta de medios, o ahorro de costes, o falta de derivación urgente a un especialista. Con una simple ecografía se hubiera diagnosticado a tiempo, salvando dicho testículo, lo que desgraciadamente no ha pasado” ha lamentado Dª Carmen Flores, presidenta de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’.

Palabras en las que ha coincidido el abogado del caso, Damián Vázquez. Y es que el letrado ha confirmado que existe un un aumento exponencial de las reclamaciones por negligencias médicas, agravado por la tremenda situación de las listas de espera en Andalucía.

Una negligencia que a este joven le ha costado el testículo. Y que, tras llegar a un acuerdo de indemnización, ha supuesto una suma de cerca de 52.000 euros para el joven afectado y su familia.

Acuerdo que ha sido valorado por Vázquez. Y es que, a pesar de la gravedad del caso, se ha conseguido un acuerdo con el SAS de forma rápida. Así pues, frente a la tardanza habitual de este tipo de procedimientos de reclamaciones por negligencias médicas, este caso se ha solventado en solo un año.

UNA INDEMNIZACION POSITIVA PARA EL JOVEN AFECTADO

Sin duda, no hay valor que pueda solventar el daño que condicionará la vida de este joven debido a la negligencia médica. Sin embargo, el acuerdo conseguido por el abogado Damián Vázquez parece ser muy positivo.

No sólo por la rapidez de acuerdo, sino también por la cifra alcanzada de indemnización. Una cifra que es superior a la de otro caso, también en Andalucía, que se producía a comienzos de año.

Y es que el SAS también indemnizó a otro joven el pasado mes de marzo por la pérdida de un testículo. En su caso, debido a la tardanza en que le realizaran una ecografía testicular.

Hechos que sucedieron en las Urgencias del hospital Virgen del Rocío. Y que, de nuevo, fueron fruto de una torsión testicular que no recibió tratamiento a tiempo.

Situación ante la que los padres del menor reclamaron en demanda más de 65.000 euros por mala praxis. Indemnización que, en este segundo caso, apenas alcanzó los 48.000 euros.

VAZQUEZ ABOGADOS TELEFONO 952215859