PLATAFORMA AFECTADOS CORPORACION DERMOESTETICA Email: [email protected] La empresa se acoge a un preconcurso de acrededores y un ERE de extinción de 300 trabajadores después de presentar en el Registro Mercantil una deuda a corto plazo de 15,4 millones y un descenso de la facturación de 29 a 23 millones “Confianza clínicamente probada”, era el lema de Corporación Dermoestética (cien por cien capital valenciano) y desde la compañía su presidente y propietario, José María Suescún Verdugo, lo aireaba con orgullo en todos los actos públicos en su etapa de auge junto a una imagen corporativa apuntalada en “35 años de experiencia”. Pero la confianza se esfumó a base de un goteo de denuncias por mala praxis, un ‘bluf’ en la bolsa española y tras una expansión desmesurada internacional que llevó a la marca a Portugal, Italia, Reino Unido e incluso México, seguida de un frenazo no menos espectacular. Además, en los últimos añoslas cifras de la compañía confirmaron el fracaso de un negocio ligado íntimamente al pinchazo de la burbuja de la cirujía estética. Este lunes se puso el colofón a esta grandilocuente historia empresarial. La empresa había puesto el punto y final a su trayectoria empresarial después de confirmar la presentación de […] Leer Mas