Unicaja da 23 dias a los preferentistas para aceptar su oferta y hacer posible la compra de CEISS

VAZQUEZ ABOGADOS Telefono 609610197  recomienda a los afectados por las preferentes CEISS y UNICAJA que no acepten el canje por acciones de Unicaja ni el arbitraje propuesto, ya que podrian perder una gran parte de la inversion y que dirijan sus reclamaciones al Juzgado. Los ahorradores que digan sí a la operación pueden pedir el arbitraje del FROB, que les compensará con hasta 200.000 euros si detecta mala praxis en la comercialización.
preferentes ceiss caja duero caja españa unicaja vazquez abogados

Arranca la definitiva cuenta atrás para la compra de Banco CEISS por parte de Unicaja. Desde las 9 de esta mañana y hasta las 15.30 del próximo día 20 de diciembre está abierto el plazo para que los alrededor de 35.000 propietarios de participaciones preferentes y deuda subordinada de la antigua Caja España-Duero respondan a la oferta de la malagueña. Si un porcentaje suficiente de ellos la acepta, la complicada operación que lleva casi tres años fraguándose se habrá materializado por fin. En un principio el listón necesario se marcó en el 75%, aunque Unicaja después ha manifestado que se reserva la decisión de seguir adelante aunque no alcance ese nivel de adhesión.

Si los preferentistas aceptan canjear sus bonos por títulos de Unicaja, perderán una parte sustancial de lo que invirtieron en su día –la merma media es del 70%– y no podrán acudir a los tribunales para reclamar su dinero. Así lo advierte la CNMV en el folleto de emisión de la oferta que publicó ayer. Pero los ahorradores particulares verán compensada esa quita con dinero público que les pagará el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) si un experto independiente determina que fueron engañados para invertir en deuda híbrida de Caja España-Duero. Ayer mismo, este organismo dependiente del Banco de España reveló los detalles del «mecanismo de revisión de la comercialización de las participaciones preferentes y deuda subordinada de CEISS», al que podrán acogerse siempre y cuando acepten la oferta de Unicaja y que la operación de absorción prospere.

Para facilitar el buen fin de la operación, el Estado destinará hasta 200 millones de euros a compensar a los ahorradores de la antigua Caja España-Duero de la quita que van a sufrir. Así lo reveló ayer el director general del FROB, Antonio Carrascosa, quien justificó este impacto para las arcas públicas argumentando que está por debajo de los «más de 800 millones de euros» que costaría nacionalizar CEISS (y ése sería el escenario inevitable si Unicaja no la absorbe). El Gobierno ha decidido ofrecer este servicio de arbitraje, «gratuito y más rápido que el judicial», a los clientes de CEISS para «evitar un agravio comparativo» con los de Bankia, Novagalicia Banco y Catalunya Caixa, según anunció Carrascosa.

Será la consultora PricewaterhouseCoopers quien analice caso por caso el proceso de comercialización de productos híbridos de CEISS, el perfil del contratante, la información ofrecida por la entidad y la documentación contractual para determinar si se produjo una comercialización inadecuada que requiera de compensación. La principal clave para determinar si hubo mala praxis o no será la determinación del cliente como ahorrador o inversor. Para ello se tendrán en cuenta factores que van desde la cuantía invertida (hasta 60.000 euros se considera ahorro) hasta el nivel de ingresos, su profesión o si tiene conocimientos financieros.

El plazo para acogerse a este arbitraje arranca hoy mismo y estará vigente hasta quince días después de que se cierre la oferta de Unicaja. El FROB se compromete a dar a conocer el resultado de esta revisión en un plazo de dos meses desde que cada cliente presente la solicitud ante su oficina de CEISS. En los casos en que se determine que hubo mala comercialización, los ahorradores no recibirán todo lo que invirtieron, sino que a esa cifra se le restará el valor de los bonos que van a recibir de Unicaja y la diferencia entre el tipo de interés obtenido de las preferentes y el de un depósito bancario común. Además, la compensación que reciban no podrá superar los 200.000 euros.

Si la oferta de Unicaja recibiera una respuesta positiva de todos los titulares de deuda híbrida de CEISS, éstos pasarían a controlar el 26% de su capital. La entidad malagueña se ha comprometido a salir a Bolsa en un plazo de tres años para dar la posibilidad a los ahorradores castellanos de vender sus títulos.