VAZQUEZ ABOGADOS DESPACHO NACIONAL DE REFERENCIA RECLAMACIONES LEGIONELLA TFNO 609610197 La búsqueda del foco de legionela se centra en las torres de refrigeración Salud confía en que el episodio se cierre esta semana e investiga un cuarto caso.

La investigación sobre el foco de legionela en Osuna, que le ha costado ya la vida a una anciana de 84 años del municipio, se ha centrado sobre varias torres de refrigeración de edificios privados. Así, al menos, lo han apuntado fuentes municipales aunque, de forma preventiva y hasta que todo esté claro, permanecen clausurados tanto el sistema de riego por aspersión del parque como las fuentes públicas del municipio, que también están siendo analizadas.

El Ayuntamiento sigue a la espera de los resultados de Salud, que podrían confirmarse a lo largo del día de hoy o en los próximos días, según las fuentes municipales consultadas. Desde la Delegación, también se ha trasladado al Consistorio que, dado que la infección tiene un periodo de incubación de diez días, puede que se registre algún otro enfermo, aunque el Hospital Comarcal de la Merced está ya preparado para diagnosticarlo de forma precoz y evitar complicaciones. Hasta el momento e incluida la fallecida, se han dado tres casos y hay un cuarto enfermo sospechoso.

La alcaldesa de la localidad sevillana de Osuna, Rosario Andújar, lanzó ayer un mensaje de “tranquilidad” a todos los ciudadanos ante el brote detectado y garantizó que “no existe ningún riesgo” en el agua de consumo, por lo que “no es necesario consumir agua embotellada dado que se contagia por inhalación, a través de las vías respiratorias”.

Andújar explicó que, dado que el período de incubación de la infección es de hasta diez días y con la prevención de que pueda darse aún algún caso, se ha alertado a los centros de salud y al hospital de Osuna para que se identifiquen de manera precoz los pacientes que puedan acudir a las consultas con síntomas compatibles con los de la enfermedad, “pero hasta el momento no se han notificado más que los descritos”.

En este sentido, la Consejería de Salud y Bienestar Social confirmó ayer que no se ha detectado ningún nuevo caso en Osuna tras los tres positivos que ya han salido a la luz. Fuentes de Salud explicaron que este episodio se podría dar por concluido a final de esta semana.

El primero de los casos de legionela se detectó en Osuna el 1 de octubre en un hombre de 72 años, que ya ha sido dado de alta tras haber estado ingresado en el Hospital de la Merced de esta localidad. El 6 de octubre fue hospitalizada una mujer de 84 años, que falleció por la complicación de sus múltiples patologías con esta afección bacteriana. Un tercer caso es el de una mujer de 86 años que ingresó el 12 de octubre en el hospital de la localidad y “que evoluciona favorablemente”, según la Junta de Andalucía.

Por otra parte, existe un cuarto caso sospechoso que está pendiente de confirmación analítica y que es el de una mujer de 79 años.