VAZQUEZ ABOGADOS MALAGA Investigan el caso de un hombre con obesidad morbida que lleva mas de dos años en lista de espera

La Fiscalía ha abierto diligencias por este asunto, ya que el paciente aguarda para operarse desde septiembre de 2013

José Manuel nunca imaginó que la batalla que emprendió hace años para luchar contra la enfermedad que padece acabaría en los tribunales. Y es que la Fiscalía de Málaga ha abierto diligencias para investigar su caso, ya que lleva más de dos años en lista de espera para ser intervenido de obesidad mórbida.

Así lo dieron a conocer ayer desde el Defensor del Paciente, una asociación que recurrió a la Fiscalía ante la falta de respuesta de la Junta de Andalucía a sus peticiones de información. Francisco Damián Vázquez, abogado de esta organización, explicó que ahora el fiscal solicitará información al Servicio Andaluz de Salud para estudiar si lo ocurrido es constitutivo de delito.

«Si se determina la posible existencia de una infracción penal, se dará traslado al Juzgado de Instrucción correspondiente para seguir con el asunto», indicó el letrado, quien mostró su satisfacción y quiso felicitar al fiscal jefe de Málaga, Juan Carlos López Caballero –que es quien firma el documento en el que se informa de la apertura de diligencias–, por su sensibilidad con este caso.

 LISTA ESPERA MALAGA OBESIDAD MORBIDA DEFENSOR PACIENTE

Mientras se dilucida si existe alguna responsabilidad penal, Juan Manuel de la Vega insistía ayer en que seguirá adelante con una lucha que comenzó en 2006. Fue entonces cuando la vida de este vecino de Arroyo de la Miel «cambió por completo»: «Entonces pesaba unos 100 kilos, pero me saqué la licencia del taxi para trabajar y ahí comenzó a truncarse todo».

Su rutina se convirtió en pasar 12 horas sentado en el coche, recorriendo las calles de la ciudad, para trabajar. «Son muchas horas y, además de convertirse en una vida mucho más sedentaria que antes, el estar tanto tiempo dentro del taxi te hace tener unos hábitos mucho menos saludables. Por ejemplo, empecé a comer muy mal con las prisas», apuntó.

En aquella época pesaba unos 100 kilos, pero rápidamente engordó hasta el punto de llegar a los 160. En ese momento relata que los médicos le recomendaron operarse y que en septiembre de 2013 ya le pusieron en lista de espera para la intervención. «No paro de mover el asunto, porque operarme es la solución. Así que pregunto mucho, pero los responsables me dicen que tendré que esperar tres años más por lo menos», añadió.

200 kilos de peso

Juan Manuel insistió en que no puede esperar tanto tiempo, ya que su situación no deja de empeorar y necesita la operación. Ahora pesa 200 kilos y aseguró que tiene numerosos problemas como la tensión afectada, dolores en las rodillas o incluso problemas respiratorios, entre otros aspectos.

Los inconvenientes no son solo físicos. Afrontar el día a día se convierte en su lucha, en la que hasta ponerse un calcetín es una batalla. «Psicológicamente afecta la crueldad de la sociedad que te mira con ojos distintos, o el simple hecho de que me cueste dar un paseo con mi pareja», relató.

Por ello, la operación es su esperanza para acabar con la obesidad mórbida que parece. «Tengo que solucionar esto como sea», insistió mientras explicaba que incluso ha intentado contratar la intervención de forma privada. Sin embargo, el alto precio, unos 15.000 euros, le hace que sea imposible afrontarlos, ya que se encuentra pagando su hipoteca y la licencia del taxi.

Juan Manuel aseguró que la intervención es su esperanza y que no puede esperar más tiempo, ya que, entre otros aspectos, su situación no deja de empeorar. Por ello pidió ayuda para que se encuentre una pronta solución y que su nombre no figure eternamente en un listado.

Fuente DIARIO SUR