VAZQUEZ ABOGADOS MARBELLA Telefono 952215859 Imputan a cuatro empresarios por arrebatar a una socia el control de una discoteca de Banús El juez considera que en la operación, realizada en una notaría de Marbella, se apropiaron de participaciones por más de un millón de euros.

Un juzgado de Marbella está investigando una maniobra presuntamente ilegal por la que se arrebató a una de las propietarias de la discoteca Bohemian, en Puerto Banús, el control sobre la empresa. En la causa se encuentran imputados cuatro empresarios.

El proceso, por un presunto delito societario, se inició con una querella presentada por la empresaria Tatina Suárez Durán después de que sus socios en la discoteca realizaran cuatro operaciones consecutivas de venta recíproca de participaciones en las sociedades que operaban la explotación del establecimiento. Estas operaciones, según un auto del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella, al que ha tenido acceso este periódico, se realizaron por precios ficticios, muy inferiores al de mercado, en la misma fecha y en la misma notaría, situada en la avenida Ricardo Soriano, de Marbella.
Las cuatro operaciones, que llevan números de protocolo notarial consecutivos, fueron realizadas el 6 de abril de 2004 y permitieron desplazar a la denunciante del control de la empresa que gestionaba la discoteca y otorgársela a su socio, Luis Ricardo D., y a dos presuntos cómplices de éste: Antonio A. y Álvaro Z. En la primera de estas operaciones, el socio de la denunciante, con quien compartía a partes iguales la propiedad de Italian Factory -sociedad que ostentaba el 40 por ciento de Blainet, propietaria de la discoteca- vendió por 1.200 euros la totalidad de las participaciones de esa sociedad, operación que de haberse realizado de acuerdo al precio de mercado, según sostiene el auto judicial, debería haberse cerrado en 1,2 millones de euros.
Participaciones
La beneficiada por esa venta, siempre según el auto, que se basa en un informe del grupo de fraudes de la UDEV de la comisaría provincial de Málaga, fue otra sociedad, llamada Nuevo Milenio, propiedad de otro de los imputados, Álvaro Z, quien a su vez adquirió ese mismo día las participaciones que en la sociedad de la discoteca tenía el tercer implicado, Antonio A.
Seguidamente, y a través de ventas sucesivas con precios simbólicos, los imputados se repartieron la propiedad de Nuevo Milenio, sociedad que pasó a tener el control del establecimiento. La única perjudicada por esta operación fue la denunciante, quien solo recibió 600 euros de la primera compraventa y perdió toda su participación en el negocio. Las operaciones llevan los números de protocolo notarial 3788, 3789, 3790 y 3791, todas, del 6 de abril de 2004. Sin embargo, Luis Ricardo D. manifestó durante su declaración ante el juzgado instructor que no se trató de una operación elaborada, sino que las compraventas sucesivas fueron surgiendo «en el mismo acto, con el objetivo de garantizarse su inversión inicial».
El único objetivo de los querellados, según señala el auto, ha sido en perjuicio de Italian Factory, y en consecuencia de la denunciante, «para vaciar de contenido esta empresa y, con ello, la participación en los posibles beneficios de la discoteca Bohemian».
El cuarto imputado es Francisco S. Z., quien aparece actualmente como propietario de Nuevo Milenio y que ha sido citado a declarar para esta semana.
El juzgado ha impuesto fianzas por responsabilidades civiles por 1.280.000 euros, cantidad en la que presuntamente se defraudó a la denunciante.