VAZQUEZ ABOGADOS MALAGA. Escape de cloro en la piscina del hotel Las Palmeras de Fuengirola intoxica a 25 personas de las cuales algunas continuan ingresadas en el Hopistal. Típica imagen de un día de vacaciones. Mientras unos se tostaban al sol, otros disfrutaban del baño. Los niños jugaban al waterpolo. «Empezamos a notar un olor muy fuerte y vimos un líquido amarillo que salía del fondo», comenta la madre de uno de ellos. Se había producido una fuga de cloro. El saldo, 25 intoxicados, la mayoría menores. De ellos, 15 tuvieron que ser trasladados a hospitales o centros de salud.
Ocurrió poco después de la una de la tarde de ayer en el hotel Las Palmeras, situado en la calle Martínez Catena, junto al paseo marítimo de Fuengirola. Silvia Pérez, una turista cacereña que está pasando unos días de vacaciones en la Costa con su familia, vigilaba en esos momentos a sus hijos, que se encontraban en el agua. «Nosotros sacamos rápidamente a los niños y llamamos a la ambulancia», comenta la mujer. «Todo el mundo salió corriendo, nadie aguantaba el olor», apunta Janeth Rodríguez, otra de las madres afectadas.

El cuadro era idéntico para todas las personas a las que la fuga les sorprendió dentro del agua. «Mi hija tosía mucho, se asfixiaba y tenía mucho picor en la garganta», añade Janeth. El sistema de emergencias 112 y el 061 coordinaron el despliegue de medios. Hasta cinco ambulancias –tres unidades de cuidados críticos de los centros de salud, una uvi móvil del 061 y una privada– acudieron al hotel para atender a los heridos, cuyo número creía por minutos.

Los sanitarios montaron en el hall del hotel un improvisado centro de primeros auxilios, donde llevaron a cabo una primera valoración de los pacientes, a los que iban derivando, en función de su gravedad, a las ambulancias que había en la puerta. Un huésped del hotel, que trabaja en Protección Civil en Sevilla, ayudó en la coordinación e hizo un recuento de los afectados, que tienen entre 5 y 52 años. De ellos, 16 son niños.

Dados de alta

Las ambulancias –y un taxi avisado por el hotel– trasladaron a 15 de los 25 intoxicados a distintos centros sanitarios. Se repartieron entre el Hospital Costa del Sol, el CARE de Benalmádena y el ambulatorio de Las Lagunas, en Mijas. El director del hotel, Rafael Albuixech, confirmó al cierre de esta edición que ocho de ellos ya habían sido dados de alta. El resto permanecía en observación, aunque todas las intoxicaciones, en principio, fueron leves. El responsable del establecimiento explicó que la fuga de cloro se produjo por una avería en el dosificador. «En cuanto nos hemos percatado, hemos activado el protocolo de evacuación y precinto de la piscina», añadió. Aunque ya ha sido reparada, permanecerá cerrada hasta que hoy se lleve a cabo una prueba en presencia de una inspectora de Sanidad.

www.vazquezabogados.es Reclamaciones por responsabilidades civiles y penales, contacten: [email protected]