Accidente Trafico Cerrado Calderon Malaga VAZQUEZ ABOGADOS TFNO 952215859.
La conductora del vehículo implicado en el accidente de Cerrado de Calderón, en el que perdieron la vida un hombre de 45 años y su hijo, de siete, declaró el pasado viernes ante el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la capital y un fiscal de guardia, a los que no supo explicar cómo o por qué perdió el control de su coche en la calle Rodeo el pasado 28 de noviembre, según informaron a La Opinión de Málaga fuentes judiciales.

«No supo explicar qué es lo que ocurrió, no sabe qué es lo que sucedió», explican las mismas fuentes, que inciden en que no dio positivo en el control de alcoholemia ni en los test para detectar el consumo de drogas. Las fuentes, en cualquier caso, declinaron dar más detalles de la comparecencia.

Preguntadas sobre si una distracción al volante para coger algún objeto o el móvil pudieron precipitar el siniestro, las fuentes insistieron en que no dio ninguna explicación: «No sabía por qué».

Los hechos se produjeron a las 17.20 horas en la calle Rodeo, una vía de sentido único anexa al colegio Cerrado de Calderón, a cuya piscina se dirigía el fallecido, junto a tres hijos. La familia caminaba por la acera, pero en ese momento una conductora perdió el control del coche por causas que se desconocen. El automóvil iba cuesta abajo. Según explicó ella misma a la Policía Local el día de autos, no fue capaz de reconducir la situación porque se bloqueó.

El coche, sin gobierno alguno, se dirigió a la acera izquierda de la calle, donde dejó señales de neumáticos. Por esa zona pasaban el adulto y el menor fallecidos, quienes fueron arrollados por el automóvil. Los arrastró y los lanzó contra el muro que separa al colegio de la calle. El gemelo del fenecido resultó herido por una fractura de la tibia y el peroné. El tercer hijo, de 12 años, sólo sufrió heridas leves.

Finalmente, el Opel que conducía la mujer, de 41 años, se empotró contra un BMW que había aparcado. La fémina, en su comparecencia judicial, no acertó a explicar los detalles del suceso. Ella iba al colegio a por sus hijos. De momento, la Policía Local le ha imputado dos delitos de homicidio imprudente y otro de lesiones, aunque se está a la espera de que la Fiscalía califique los hechos.

Ni iba drogada ni había bebido, y la primera versión dada a los policías locales, que perdió el control del coche y se bloqueó, parece la más plausible. En unos días se conocerán más detalles del proceso judicial.

La Policía Local se afana ahora en acabar el atestado del accidente de tráfico, un siniestro que ha conmocionado a la ciudad y que ha sacado a relucir las numerosas denuncias de diferentes colectivos por la escasa seguridad que, para los peatones, hay en la calle Rodeo.

Un detalle fundamental del informe será, según fuentes judiciales consultadas, «la velocidad a la que iba el Opel» que ocasionó el accidente. «Los agentes están tratando de determinar la velocidad, algo que no es fácil», indicaron. ¿Por qué perdió el control del coche la mujer imputada policialmente por este suceso? Ésa es la pregunta que tratan de responder los investigadores.

Sólo dos días después del siniestro, un policía local miembro del Grupo de Atestados, que reconstruía el accidente a la misma hora en la que sucedió, fue embestido por un conductor en la calle Rodeo. Resultó herido leve.