CIRUGIA ESTETICA ABOGADOS

corporacion dermoestetica protesis mamarias investigacion

El Juzgado de primera Instancia número 1 de Barcelona ha condenado a pagar 13.760,03 euros a la clínica Corporación Dermoestética por no informar a una paciente de las complicaciones que podía ocasionar su operación de aumento de pecho y los posibles efectos de la misma, necesitando incluso una segunda intervención. Así, la paciente denunció por “mala praxis” al cirujano quien aseguró que nunca le prometió un resultado perfecto. Los hechos se remontan a enero de 2004 cuando la mujer, de 23 años, solicitó información y presupuesto para la operación, siendo intervenida finalmente el 21 de ese mismo mes. Una semana después se le retiraron las vendas y se observó que las mamas habían quedado “asimétricas, descolgadas y formaban un doble surco”, según la sentencia. La mujer reclamó al doctor, quién negó “mala praxis” asegurando que nunca había asegurado un resultado perfecto. La paciente acudió a otro doctor, que finalmente le volvió a operar retirándole las prótesis y colocándole unas nuevas, con resultado positivo. La paciente considera que existe “mala praxis” y que no fue lo suficientemente informada, ya que no se le habló sobre que la forma y tamaño de sus pechos pudiese afectar al resultado. Por contra, Corporación Dermoestética sostuvo que la actuación fue correcta y que fue la mujer quien no aceptó una segunda intervención, para la que informó que había que esperar entre ocho meses y un año, como finalmente hizo la mujer pero en otro centro. La sentencia sostiene que no hubo “mala praxis” en la ejecución de la intervención quirúrgica ni en los actos preparatorios, coetáneos ni posteriores, y reconoce que no se puede garantizar un resultado satisfactorio de una operación. Sin embargo, sostiene que no queda probado que la mujer tuviese la “debida y suficiente” información de todas las circunstancias relevantes para conocer que el resultado podía no ser el esperado y que existía la posibilidad de necesitar retoques, gratuitos para ella. EL INFORME HABLABA DE DIFICULTADES El juzgado menciona varias sentencias, así como la ley sobre derechos y obligaciones en materia de información y documentación, que señala que los pacientes deben recibir toda la información, de manera comprensible y que el titular del derecho de la información es el paciente. Añade que el contrato firmado entre la clínica y la mujer era de tipo de aumento de pechos, “por tanto para paciente que no presenta problema alguno o salvo el de tener senos pequeños”. Añade que el doctor informó luego en su informe de las dificultades por la forma de los pechos de la mujer. El Juzgado de primera Instancia número 1 de Barcelona ha condenado a pagar 13.760,03 euros a la clínica Corporación Dermoestética por no informar a una paciente de las complicaciones que podía ocasionar su operación de aumento de pecho y los posibles efectos de la misma, necesitando incluso una segunda intervención. Así, la paciente denunció por “mala praxis” al cirujano quien aseguró que nunca le prometió un resultado perfecto. Los hechos se remontan a enero de 2004 cuando la mujer, de 23 años, solicitó información y presupuesto para la operación, siendo intervenida finalmente el 21 de ese mismo mes. Una semana después se le retiraron las vendas y se observó que las mamas habían quedado “asimétricas, descolgadas y formaban un doble surco”, según la sentencia. La mujer reclamó al doctor, quién negó “mala praxis” asegurando que nunca había asegurado un resultado perfecto. La paciente acudió a otro doctor, que finalmente le volvió a operar retirándole las prótesis y colocándole unas nuevas, con resultado positivo. La paciente considera que existe “mala praxis” y que no fue lo suficientemente informada, ya que no se le habló sobre que la forma y tamaño de sus pechos pudiese afectar al resultado. Por contra, Corporación Dermoestética sostuvo que la actuación fue correcta y que fue la mujer quien no aceptó una segunda intervención, para la que informó que había que esperar entre ocho meses y un año, como finalmente hizo la mujer pero en otro centro. La sentencia sostiene que no hubo “mala praxis” en la ejecución de la intervención quirúrgica ni en los actos preparatorios, coetáneos ni posteriores, y reconoce que no se puede garantizar un resultado satisfactorio de una operación. Sin embargo, sostiene que no queda probado que la mujer tuviese la “debida y suficiente” información de todas las circunstancias relevantes para conocer que el resultado podía no ser el esperado y que existía la posibilidad de necesitar retoques, gratuitos para ella. EL INFORME HABLABA DE DIFICULTADES El juzgado menciona varias sentencias, así como la ley sobre derechos y obligaciones en materia de información y documentación, que señala que los pacientes deben recibir toda la información, de manera comprensible y que el titular del derecho de la información es el paciente. Añade que el contrato firmado entre la clínica y la mujer era de tipo de aumento de pechos, “por tanto para paciente que no presenta problema alguno o salvo el de tener senos pequeños”. Añade que el doctor informó luego en su informe de las dificultades por la forma de los pechos de la mujer. “No constan en el consentimiento informado tales dificultades del caso, ni en las observaciones del contrato se indica nada de lo que luego se admite que eran dificultades particulares de esta paciente”, sostiene. Con todo, el Juzgado desestima que se haya producido “mala praxis” en la primera intervención y estima que le faltaba información relevante a la paciente, por lo que condena 13.760,03 euros a Corporación Dermoestética para sufragar el daño moral y el coste de la segunda intervención. “No constan en el consentimiento informado tales dificultades del caso, ni en las observaciones del contrato se indica nada de lo que luego se admite que eran dificultades particulares de esta paciente”, sostiene. Con todo, el Juzgado desestima que se haya producido “mala praxis” en la primera intervención y estima que le faltaba información relevante a la paciente, por lo que condena 13.760,03 euros a Corporación Dermoestética para sufragar el daño moral y el coste de la segunda intervención.

Si ud ha sufrido alguna negligencia medica o problema con su cirugia estetica contacte al Telefono 609610197.

Escribe un comentario

Debes registrarte para publicar un comentario. Entrar »

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline
More in Abogados Malaga, defensor del paciente, Jurisprudencia, negligencia medica, Noticias Prensa (558 of 731 articles)